Hormigón pulido

El hormigón pulido se está convirtiendo en lo último en material de pavimentación para el suelo sin uso de cera. Gracias a los últimos avances en equipos y técnicas de pulido, estamos reparando superficies de hormigón, ya sean nuevas o viejas,  con un acabado de alto brillo que nunca necesitará de ceras o recubrimientos.

Los factores destacables de durabilidad y rendimiento superior, hacen que el hormigón pulido sea el más usado en muchos proyectos de construcción y decoración. No es de extrañar, por esta razones, que los propietarios de  comercios minoristas, almacenes y oficinas, estén optando por suelos de hormigón pulido como una alternativa al mármol, granito, baldosas, linóleo, o del hormigón revestido. Incluso en las viviendas particulares, está ganando terreno, instalando en sus hogares estos suelos lisos, de alto brillo, que pueden ser tratados para imitar el aspecto de la piedra pulida.

ELEGIR EL NIVEL DE BRILLO

Debido a que el pulido es un proceso de varios pasos, se puede elegir el nivel de brillo, que va desde el satinado, al alto brillo, todo ello siempre cumpliendo con su mantenimiento y requisitos estéticos. Esta versatilidad hace que los pavimentos de hormigón pulido sea un material del suelo ideal para una variedad de aplicaciones.

INSTALACIÓN POR PROFESIONALES

A la hora de instalar este tipo de suelo , este se deberá hacer con un profesional o empresa especializada, a fin de garantizar buenos resultados. La evaluación de terreno se tendrá que hacer in situ porque algunos suelos pueden no ser buenos candidatos para el pulido. El asesoramiento profesional además cubrirá aspectos técnicos y preguntas que tenga el cliente sobre la instalación, ya sea  asesoramiento en cuanto a la diferencia entre los distintos niveles de brillo posible, como resolver dudas en cuanto al mantenimiento o durabilidad.

Este pavimento ofrece muchas opciones de diseño, incluyendo la coloración  tintes, grabado decorativo e impresión mediante moldes. En el mercado hay una infinidad de ideas para lograr efectos decorativos interesantes aplicando múltiples colores de tinte y el uso de técnicas de imitación para el acabado.

DÉJELO EN MANOS DE PROFESIONALES COMO PAVIMENTA

Tenga en cuenta que el proceso del hormigón pulido requiere de una gran cantidad de conocimientos, y el uso de máquinas de pulido de alta resistencia especialmente equipado con discos diamantados que muelen gradualmente las superficies al grado deseado de brillo y suavidad. Teniendo en cuenta la inversión en equipo y la habilidad requerida, definitivamente no es un proyecto para hacerlo uno mismo en casa. No hay nada mejor que recurrir a una empresa especializada en la colocación del hormigón pulido para hacer el trabajo.

Por último, al final de la obra Pavimenta le brindará las instrucciones e información para la limpieza y el mantenimiento, además de cómo mejorar la resistencia al deslizamiento y los beneficios ecológicos que estos tipos de suelos poseen.

El hormigón pulido es una técnica que se lleva a cabo cada vez en más espacios a pavimentar por las ventajas que lleva apareado. Históricamente, cuando pensamos en pavimentar con hormigón, nos vienen a la mente espacios industriales con suelos de hormigón resistentes pero estéticamente poco vistosos. Esto era así hace un tiempo, pero a día de hoy, con las diferentes técnicas de aplicación del hormigón como pavimento, el aspecto estético ha dejado de ser una limitación para decidirse por el hormigón pulido como opción para pavimentar una superficie. Y es que el hormigón pulido, tal como se aplica en la actualidad, cumple los requisitos más exigentes de los clientes.

Superficies a pavimentar con Hormigón pulido

Se trata de un pavimento ultra resistente que le hace proclive a ser instalado y aplicado en superficies como:

  • centros comerciales
  • garajes
  • oficinas
  • espacios comunes de urbanizaciones
  • patios de centros de enseñanza
  • naves industriales
  • gimnasios
  • centros de logística
  • almacenes

Consiguiendo que el aspecto sea brillante como si de un suelo de mármol se tratase, pero sin la fragilidad, delicadeza y coste que supondría tener un suelo pavimentado con un material como el mármol.

Apariencia Estética

El nivel de brillo del hormigón pulido también es una opción a personalizar por el cliente, dependiendo del uso que vaya a dar al suelo a pavimentar y también del propio gusto del mismo.

El color es otro de los factores que podemos elegir , cuando nos decidimos por el hormigón pulido, consiguiendo con ello que el aspecto visual de las superficies varíe mucho en función del color elegido.

También el aumento de luz que conseguimos en un espacio, exterior o interior, al pavimentar con hormigón pulido es una ventaja a tener en cuenta, ya que nos supondrá un ahorro de energía el conseguir mayor luminosidad de manera natural.

Aplicación del hormigón pulido

La aplicación del hormigón pulido debe llevarse a cabo siempre por expertos profesionales que valoren la calidad en la que se encuentra el suelo a pavimentar y concreten con los clientes cuál es la terminación más adecuada en su caso, así como informarles de cuáles serán los pasos a seguir en el proceso de aplicación del mismo para que el resultado final sea el esperado.

Se trata de una aplicación relativamente sencilla, si la comparamos con otros materiales y también es una opción que resulta muy eficiente en cuanto a los costes invertidos en su aplicación.

Hay que tener en cuenta, a la hora de planificar la elección de nuestro pavimento, que la durabilidad y resistencia del mismo, (si el uso que le vamos a dar es intensivo)  puede ser uno de los datos más importantes a tener en cuenta a la hora de decidirse por una opción u otra. Los costes de un proyecto deben tener en cuenta, no solo los costes iniciales de aplicación frente a otras opciones, si no los costes de mantenimiento que tienen las distintas opciones y que, en el caso de que lo necesiten, pueden suponer un coste muy importante a tener en cuenta.

Las superficies pavimentadas con hormigón pulido resisten:

  • Golpes
  • Maquinaria pesada
  • Desgaste
  • Vertidos ocasionales de productos abrasivos
  • Inclemencias climatológicas externas

La facilidad de limpieza y el poder antideslizante es otra de las grandes ventajas del hormigón pulido.

  • Cuando las superficies a pavimentar son muy extensas y con un uso intensivo, la facilidad de limpieza es un factor determinante también a tener en cuenta en el cálculo de costes de un proyecto. Mantener una superficie de hormigón pulido limpia tiene un coste muy inferior al de otros pavimentos en los que se incrustan las manchas, con el consiguiente esfuerzo y coste para eliminarlas. El aspecto de las superficies pavimentadas con hormigón pulido tienen un aspecto limpio e higiénico básico y fundamental en espacios amplios dedicados a actividades en las que están implicadas gran afluencia de personas, mobiliario industrial incluso maquinaria de gran peso (según a lo que se dedique el espacio pavimentado con hormigón pulido).
  • Espacios como garajes, gimnasios, patios de centros educativos, almacenes, centros comerciales y otros espacios que sean susceptibles de ser pavimentados con hormigón pulido tienen, entre una de sus prioridades, el evitar accidentes que tengan que ver con deslizamientos, resbalones, tanto de personas como de vehículos, en el caso de los garajes. Es muy habitual, según el pavimento elegido, que se puedan producir esos accidentes por deslizamiento, con la consiguiente complicación para los responsables del espacio que tendrían que responder con su garantía de cualquier tipo de incidente de este tipo que pudiera deberse a un mantenimiento negligente por parte de los responsables. El hormigón pulido nos ahorra también este tipo de complicaciones por su característica antideslizante